Última actualización: Julio 2017

HISTORIA



INTRODUCCIÓN
(Un nuevo capítulo para una antigua Historia)




Cuando procedemos a hablar de la “historia de Faro de Luz" debemos aclarar que lo que realmente haremos será dar una serie de fechas y localizaciones que servirán de referencia para situar, cronológicamente y en el mapa, a cualquiera que, por primera vez, se encuentre con estos extraordinarios acontecimientos que tuvieron y tienen lugar en la actualidad, es decir, a cualquiera que se encuentre por vez primera con Faro de Luz.

 Por lo tanto, no podemos hablar de una historia como tal o, al menos, no de una historia nueva. Sería quizás más acertado hablar de un capítulo, un nuevo capítulo que, a su vez, está dentro de esa maravillosa historia que Nuestra Madre lleva escribiendo desde hace ya mucho tiempo. Un nuevo episodio precedido por otros que Ella ya escribió en la Salette, en Fátima, en Lourdes o por el que ahora mismo está escribiendo en Medjugorje.

Y una vez que tenemos claro que no se trata de una historia en sí misma, sino un capítulo dentro de ésta, debemos matizar que dicho capítulo no está ni mucho menos terminado. Es más, nos atrevemos a decir que este episodio, que está llamado a desarrollarse en un lugar indicado y denominado por la propia Virgen como “MONTE FARO DE LUZ”, no ha hecho nada más que empezar.

Una vez más, aunque ahora en un nuevo lugar, Nuestra Madre convoca a sus hijos para alertarles de la gravedad de los pecados de los hombres y de la necesidad de reparar las ofensas que, con ellos, se cometen contra Nuestro Padre Celestial.

Ella tiene verdadero interés en la salvación de sus hijos y, por ello, no cesa de manifestarse buscando nuestro arrepentimiento y conversión para lograr la felicidad eterna.

En Faro de Luz, como ya hiciera anteriormente en otros sitios o como está haciendo actualmente en otros lugares repartidos por todo el mundo, Nuestra Madre viene a urgirnos, avisándonos de la necesidad de la oración y el sacrificio para remediar la grave situación de pecado en que se encuentra nuestra sociedad. Situación que, según sus mensajes, de no cambiar, hará necesaria la intervención de la Justicia Divina.

Por todo esto, los mensajes de Nuestra Madre en Faro de Luz constituyen una manifestación de ese infinito amor maternal, del amor de una Madre preocupada por la situación de grave peligro de sus hijos. Es por esta razón que Ella mismo los denomina "Mensajes de amor".

Faro de Luz es la "Obra" de Nuestra Madre, un capítulo que se irá desarrollando hasta llegar al desenlace esperado por Ella. Esto se conseguirá con mayor o menor celeridad, dependiendo de la fidelidad de los hijos de María a los que les vaya llegando sus mensajes.


EL ORIGEN DE FARO DE LUZ
(El Faro comienza a brillar)




Un pequeño grupo de personas sencillas y fieles a Nuestra Señora, solían peregrinar todos los meses desde España a Portugal para visitar el Santuario de Fátima y postrarse ante su Divina Imagen, mostrándole así su cariño y sus deseos de ser cada día mejores hijos de tan Cariñosa Madre.

En uno de estos viajes, que concretamente tuvo lugar el día 21 de marzo de 2002, en el trayecto hacia Fátima por la ruta de Valencia de Alcántara (Cáceres) en dirección a Marvao, a la altura del kilómetro 144,600 de la Nacional 521, la Virgen María se manifiesta a este grupo y les comunica su deseo de convertir ese sitio, al que Ella misma denomina “Faro de Luz”, en un lugar de peregrinación para todo el mundo.

Nuestra Madre les comunica en ese momento que aún es pronto para que entiendan esa “Obra” que Ella ha proyectado hacer en este Santo Lugar:

“Hijos míos, estáis emprendiendo un misterio que todavía vosotros no lo asimiláis ni lo comprendéis.”

A lo largo de los años, a través de sus mensajes, Ella va a ir explicando y desgranando poco a poco en que consiste dicho proyecto que necesita de la colaboración y la total fidelidad de sus hijos que deben ir siguiendo sus indicaciones maternales:

“No digáis nunca “no”, decid “sí” siempre a aquella llamada de Vuestra Madre”

Por lo tanto, para entender un poco mejor esta maravillosa Obra de la Virgen, es necesario comenzar por el principio. Es recomendable conocer todos los mensajes que, desde el año 2002, viene comunicando al mundo desde este Santo Lugar. Mensajes que transmitimos con total fidelidad, tal y como han sido comunicados por Ella, en esta página web, concretamente en el apartado de “Mensajes”.

Es precisamente ese, y no otro, nuestro cometido: Difundir el contenido de los mensajes dados por Nuestra Madre, desde el primero hasta el último, a todo el mundo, haciéndoselos llegar a todos aquellos que se interesen por este Proyecto de Nuestra Madre para que, de esta manera, puedan ponerse al día sobre el mismo y así se sumen a todos los que le han decidido decir “sí” a su llamada.


EL PRIMER MENSAJE
(Nuestra Madre comienza su Obra)

Recogemos a continuación la descripción que hace de aquella primera aparición en Monte Faro de Luz uno de los componentes de aquel pequeño grupo:

“Era el 21 de marzo de 2002; íbamos camino de Fátima como tantas otras veces; pero este viaje era muy especial, era para llevar la Imagen de la Virgen Peregrina al Convento de Sor Lucía con motivo de su 95 cumpleaños, que era el 22 de marzo. De pronto, Nuestra Madre nos dice que tenemos que parar. Paramos a la orilla de la carretera, en un cachito de tierra que había muy pequeño. Hemos pensado que sería para rezar. Nos pusimos a rezar, en esto que Nuestra Madre nos dice que besemos el suelo, una vez, otra vez, así hasta once veces, y nos dice:

“Hijos míos, estáis emprendiendo un misterio que todavía vosotros no lo asimiláis ni lo comprendéis. No digáis nunca "no", decid "sí" siempre a aquella llamada de Vuestra Madre. Yo he querido, hijos míos, poneros en este momento aquí, en esta Tierra Santa, porque aquí estoy Yo, posando con vosotros en esta tierra. Cuantas veces vengáis por aquí acordaos de rezar aquí un rosario por el mundo entero.”

En ese momento no entendimos por qué nos pedía que rezáramos un rosario en un lugar tan pequeño y en el que, aparentemente, no se veía nada especial; pero era lo que nos pedía, y nosotros obedecíamos a su llamada.”

Aquí termina el relato de uno de los componentes del grupo en el que describe el acontecimiento que tuvo lugar el primer día de Faro de Luz.

 En este enlace recogemos el mensaje completo de ese primer día, tal como lo transmitió Nuestra Madre aquel 21 de Marzo de 2.002.

No obstante, para seguir leyendo los mensajes que sucedieron a éste, a lo largo de los años, hasta llegar al mensaje dado hace a penas unos días, pinche en este otro enlace que le conducirá al apartado de "mensajes anteriores" donde dichos textos aparecen ordenados cronológicamente y, por lo tanto, puede seleccionar el mensaje del mes y año que desee.